Hoy comienza la cuenta atrás para presentar las mejores monas a nuestros familiares. Una competición entre hermanos, primos, tíos y padrinos que permite compartir nuestro talento culinario con todos aquellos que amamos.

                                                                                                           

Si tú también eres de los que te gusta hacerla tú, te explicamos cómo conseguir la mejor versión de tu mona:

En primer lugar, es de suma importancia el tiempo. Teniendo en cuenta que falta poco más de una semana, debemos anticiparnos y conseguir los mejores ingredientes para así aumentar la calidad de nuestra mona. Necesitaremos:

• 4 huevos
• 150 g de azúcar
• 170 g de harina
• 5 g de levadura
• 2 claras montadas
• 50 g de azúcar
• Mermelada al gusto.
• 250 g de chocolate negro.
• 125 g de mantequilla
• Un huevo o figura de chocolate al gusto.
• Almendra laminada.
• Frutas confitadas
• Figuritas de juguete para los más pequeños de la familia.

El primer paso y lo más importante es construir la base; el bizcocho. La calidad de éste se verá directamente reflejada en el producto final. Por este motivo, debemos prestar atención y cuidar la elaboración del mismo.

1- Añade en un cuenco los 150 g de azúcar junto con los 4 huevos. Móntalos con la ayuda de un bateador.
2- En un colador, añade la harina y la levadura, y golpeando el colador con cuidado, deja que caiga suavemente sobre el cuenco con los huevos y el azúcar. Este paso evita la acumulación de grumos en la mezcla.
3- Monta las claras a punto de nieve, añadiendo 40 g de azúcar a medio proceso. Añade la mezcla al cuenco de los huevos y la harina.
4- Coge un molde y úntalo de mantequilla para que no se pegue el bizcocho. Añade la masa en éste y ponlo en el horno a unos 190° durante 45 minutos
5- Pasados ​​los 45 minutos, desmolda el bizcocho y déjalo enfriar.
6- Cuando ya esté frío, ábrelo por la mitad y rellena la mermelada.
7- Deshacer el chocolate al baño maría, añadiendo la mantequilla. Sigue removiendo la mezcla hasta que quede deshecha. Cubre el bizcocho con la cobertura.


                                                                                                         
                                                                             
 
Por último, puedes adornar la mona con almendra laminada, frutas confitadas, huevo de chocolate, figuritas de juguete o puedes adornar del todo diferente siguiendo tu imaginación!
No dejes a nadie indiferente con tu mona. ¡Seguí Clima te desea felices fiestas de pascua!
Seguí Clima, SL usa cookies para mantener toda la operativa de comercio electrónico durante tu visita. La información almacenada en estas cookies, no hace referencia a ningún dato de carácter personal y se destruye una vez terminada la visita. Más información
Configuración